¿Cuánto cuesta una página web en 2021?

cuanto cuesta una pagina web
5/5 - (13 votos)

Adivinemos: ¿100 euros? ¿500€? ¿O tal vez 5.000 euros? El problema es que la pregunta es demasiado general. Nos hemos hecho la misma pregunta muchas veces y la respuesta es: las tres.

Preguntar cuánto cuesta un sitio es un poco como preguntar cuánto cuesta un coche. La respuesta también varía mucho según la persona a la que se le pregunte. También depende mucho de lo que sepa esta persona.

Pero hoy es tu día de suerte, seguro que aquí en TerritorioSEO sabemos mucho de páginas web. Gestionamos personalmente muchos de ellos y durante más de 10 años hemos ayudado a muchas personas a crear su propio sitio web.

En este artículo analizaremos uno por uno todos los costes asociados a la creación y el mantenimiento de un sitio web. Podrás decidir si vale la pena hacerlo tú mismo o si necesitas contratar a un desarrollador web o utilizar un constructor de sitios en su lugar.

Sé que te gustaría saber de inmediato cuál es el coste de un sitio web, pero te recomiendo encarecidamente que leas todos los conceptos que aparecen a continuación para entender exactamente qué rango de precios se aplica a tu situación.

Tabla de Contenido

    Guía paso a paso para entender todos los costes del sitio web

    En esta primera sección, expondremos los gastos más esenciales de la creación de un sitio web y las diferentes opciones disponibles para hacerlo.

    Paso #1 Por qué los sitios web cuestan dinero

    Bien, vamos a empezar por el fondo. Hay 4 cosas que un sitio necesita absolutamente para existir:

    • Código: No importa si decide comprar un sitio a un desarrollador o si quiere utilizar un programa que le ayude en su creación: un sitio está hecho de líneas de código. Los lenguajes con los que se hacen los sitios incluyen HTML y CSS, JavaScript o Python, entre otros. Juntos hacen el trabajo de un desarrollador web.
    • Tiempo: escribir código puede llevar horas o meses. Esto depende mucho del diseño del sitio (por ejemplo, dónde están los menús, qué colores elegir, etc.) y de su complejidad (más adelante se hablará de esto). Además, hay que tener en cuenta el tiempo dedicado a la creación y actualización de contenidos, a la corrección de errores y a los problemas de seguridad.
    • Alojamiento: su código (sitio) vive en algún lugar de la web para que otras personas puedan encontrarlo y navegar hasta él. Estará en servidores, que son esencialmente discos duros que una empresa le proporciona por una cuota mensual o anual. Es como alquilar un espacio para su propiedad en línea.
    • Nombre de dominio: Ahora que su sitio tiene su propio espacio en línea, necesita un puerto para que la gente pueda acceder a él. Es el dominio, o la dirección que se teclea para acceder al sitio, como ilnomedeltuosito.com. Algunos dominios son más valiosos que otros. Cars.com se vendió por la increíble suma de 872 millones de dólares. Algunos servicios de alojamiento web le darán generosamente un subdominio gratuito de este tipo www.ejemplodedominio.com/tuweb.

    Lo primero que hay que decidir de inmediato y tener en cuenta es cuánto tiempo quiere dedicar a su sitio web de forma regular. Poner un valor a su tiempo le ayudará mucho a poner un coste a su sitio.

    Consejo de experto: Como tarde o temprano tendrá que pagar por un dominio, compruebe la disponibilidad de las distintas opciones (un buen sitio para hacerlo es Namecheap). Es sorprendente el número de empresas que han tenido que cambiar su nombre por un dominio excesivamente caro o no disponible. Así que no olvides jugar con las extensiones más extrañas y menos utilizadas. Estos pueden ser más baratos, y una buena manera de hacer que el nombre de su sitio sea más memorable. Por ejemplo, si SellingShoes.com no estuviera disponible, podrías probar con SellinSho.es por un precio mucho menor.

    Paso nº 2 Considerar la relación código/tiempo

    Ahora ya sabes que para tener un sitio necesitas un código y que esto lleva tiempo y dinero. Llegados a este punto, nos encontramos en una encrucijada: la primera de una serie de decisiones importantes que hay que tomar es si quieres crear y mantener el sitio tú mismo o contratar a un desarrollador para que lo haga por ti.

    En general, hay tres vías principales para elegir:

    • Do It Yourself - Quiero aprender a programar todo yo mismo: ¡Genial! Tendrá un control total sobre el aspecto y la funcionalidad de su sitio. Llevará mucho tiempo y tendrás que hacerlo todo tú mismo (no se proporciona soporte técnico), pero puede ser más barato a largo plazo.
    • Contratar a un desarrollador - No quiero tener nada que ver con el código y el diseño: Tendrás que contratar a un desarrollador para que te ayude a diseñar y configurar tu sitio. Esta no es necesariamente la solución más rápida, pero es definitivamente una manera de tener un control absoluto sobre el aspecto y la funcionalidad de su sitio. También es la opción más cara.
    • Creador de sitios - No quiero escribir el código, pero no me importaría aprender a crear un sitio yo mismo: Los creadores de sitios tienen un buen balance de tiempo, dinero y esfuerzo a su favor. El código ya está ahí. Todo lo que tiene que hacer es personalizar el diseño y el contenido del sitio. Por supuesto, los creadores de sitios también ofrecen una gama de precios y paquetes, que repasaremos más adelante.

    La buena noticia es que si has decidido aprender a programar, hay millones de excelentes cursos en línea, y muchos de ellos son gratuitos. Sin embargo, antes de empezar te recomiendo que elijas qué lenguaje tiene más sentido aprender en tu caso ya que algunos lenguajes que de repente se ponen de moda pronto quedan obsoletos (¿te acuerdas de Flash?) y otros pueden ser útiles para crear otras cosas como apps o juegos, por ejemplo.

    Si quieres contratar a un desarrollador, siempre es útil tener una idea clara de cómo quieres que sea el sitio antes de empezar. El programador no puede leer la mente, así que dedíquese a buscar ejemplos concretos de sitios similares a lo que le gustaría.

    Por último, tenga en cuenta que lo ideal es que la estructura de un sitio sea creada por un diseñador profesional, ya que a menudo las cosas pueden salir mal cuando un programador se dedica al diseño web. Y sí, tal y como piensas, esto supone un gasto adicional.

    Consejo del experto: Antes de empezar, ten una idea clara de lo que quieres conseguir. Haga una pequeña lista de los sitios que más se parecen a lo que tiene en mente para su sitio. Tener ejemplos concretos delante de ti hará que el proceso de diseño sea mucho más rápido, tanto si lo haces tú mismo con un constructor de sitios como con un diseñador/desarrollador.

    Paso #3 Evaluar la complejidad de su sitio web

    La ruta que decida tomar debe estar completamente influenciada por el tipo de sitio que desea crear. Esto puede ser tan simple o tan complejo como usted quiera. He aquí cuatro conceptos que, en mi opinión, le ayudarán a calcular el tiempo, el esfuerzo y el dinero necesarios para aplicar cada uno de ellos:

    • Funcionalidad: Es decir, lo que hace el sitio. Como mínimo, te muestra texto y enlaces clicables que te llevan a otras páginas (por ejemplo, un sitio de portafolio para un traductor). Esto es suficiente en muchos casos y muy fácil de hacer. En el otro lado del sitio podría haber toda una aplicación web como un comparador de vuelos que utiliza APIs y un montón de complejas herramientas interactivas.
    • Contenido: Una vez más, su sitio puede mostrar sólo unas pocas frases sobre su madre y su tienda. O puede ser una experiencia multimedia con vídeo, audio en streaming y herramientas de realidad aumentada. ¿Por qué no?
    • Diseño: Si lo desea, incluso una simple página que sólo contenga texto puede ser extremadamente buscable. Puede tener fuentes personalizadas. Puedes tener una hermosa pantalla de carga. Puedes tener un menú animado. Se sorprenderá de lo difícil que puede ser programar un sitio que parezca minimalista, sencillo y bonito.
    • Profundidad: aka niveles de navegación. En pocas palabras, un sitio sencillo sólo necesitará una página de aterrizaje en una URL principal. Un sitio complejo necesita múltiples subdominios para estructurar y organizar todo el contenido.

    Que un sitio parezca sencillo no significa que haya sido rápido o barato de crear. Por ejemplo, Wikipedia.org no tiene un diseño elegante. Pero su contenido es tan vasto y la profundidad de las capas tan grande que su mantenimiento cuesta millones de dólares.

    Incluso un sitio como isitmonday.today parece muy sencillo a primera vista. No tiene un contenido ni un diseño increíbles, pero contiene un script inteligente que comprueba la fecha, así que seguramente había que retocar el código.

    Aquí hay otro buen ejemplo, el sitio de Secondamano. Diseño esencial, texto e imágenes sencillas. Pero... Los usuarios pueden entrar y publicar anuncios directamente en el foro, lo que no es fácil de programar.

    Ahora, para un ejemplo opuesto, echa un vistazo al sitio de Barbershop creado con Wix. Contiene un plugin de feed de Instagram, integraciones de vídeo (en YouTube), un formulario de reserva online e incluso una pequeña sección de tienda online. Si hubiesen decidido crear un sitio como este hace unos años pagando a un desarrollador, habrían gastado entre 5 y 10 mil euros. Actualmente creo que utilizan el paquete Business Unlimited, pagando unos 25 euros al mes. El alojamiento está incluido, el dominio cuesta unos 15€ al año después del primer año.

    Consejo de experto: la complejidad de un sitio suele ser un compromiso entre la funcionalidad y la experiencia del usuario. El objetivo es facilitar al máximo al usuario la búsqueda y el uso de las distintas informaciones y funciones de su sitio. Así que si puedes elegir entre varias opciones, opta por la más fácil. Sin embargo, hay una excepción si se necesitan varias URL para el uso de palabras clave específicas para el SEO (más sobre esto más adelante).

    Paso #4 Comprender los precios de los desarrolladores web

    Los desarrolladores web, tanto si trabajan como autónomos como si forman parte de una agencia, pueden ofrecerte presupuestos muy diferentes.

    Estos pueden ser contratados:

    • Facturando por horas: en este caso puedes hacer un seguimiento de la cantidad de trabajo que realizan. Esto es conveniente cuando se trata de hacer actualizaciones o cambios en su sitio con el tiempo. Los precios oscilan entre los 10 y los 200 euros por hora, dependiendo de sus habilidades y experiencia. La creación de un sitio puede llevar entre 50 y 300 horas, dependiendo de su complejidad.
    • Contrato: en este caso se les contrata para la creación del sitio completo. Digamos que podría costar entre 1000 y 3000 euros. Tienes que asegurarte de que eres el propietario del código fuente si quieres aplicar cambios en el futuro. Intenta también incluir en el precio varias revisiones en caso de que algo vaya mal.

    Este es un ejemplo de hoja de ruta para el desarrollo de un sitio web personalizado:

    • Planificación previa: digamos 2 días laborables (16 horas). El promotor reunirá toda la información sobre sus necesidades y discutirá diferentes ideas con usted.
    • Reunir recursos: encontrar las herramientas y los ejemplos adecuados para empezar. Quizás 3 días (24 horas).
    • Creación real: para un proyecto pequeño digamos que una persona a tiempo completo durante una semana (40 horas).
    • Pruebas: 2 o 3 días para asegurarse de que todo funciona como debe (16-24 horas).
      Esto es para un sitio de tamaño medio y no demasiado complejo.

    Así que puede ser muy caro. Pero también puedes preguntar por ahí para ver si alguien puede ayudarte. Sólo asegúrate de no confiar ciegamente en cualquiera. No sería la primera vez que echar una mano entre amigos y familiares acaba en una gran pelea.

    Plataformas freelance: por experiencia propia, lo más rentable es anunciar tu proyecto en un portal como Freelancer. Simplemente describa el trabajo que desea encargar y recibirá un presupuesto sin compromiso de un diseñador web. Estas plataformas son muy selectivas con sus desarrolladores, así que puedes esperar ofertas serias.

    Existen otros portales para autónomos como Upwork. Lo único que tienes que hacer es publicar tu proyecto y esperar a que te envíen presupuestos de todo el mundo. También está Twago, la mayor plataforma de trabajo freelance de Europa, y 99Designs o Dribble, que son más adecuadas si se busca un diseñador. En este caso, tenga en cuenta que tendrá que invertir algo de tiempo en gestionar las distintas ofertas y presupuestos, ya que puede recibir muchos.

    Consejo de experto: Como en cualquier tipo de trabajo, tomarse un tiempo para conocer a tu profesional te ayudará mucho. Así que echa un vistazo al portafolio y a las referencias, pide al menos 3 presupuestos, comprueba sus valoraciones (si están disponibles) e intenta reunirte con ellos en persona (o habla con ellos por teléfono o Skype) para comprobar la disponibilidad, los plazos y que no haya problemas de comunicación.

    Paso #5 Comparar diferentes opciones de creación de sitios

    Si ha decidido escribir el código usted mismo o contratar a un desarrollador, puede saltarse este paso. Pero para los interesados en la solución más sencilla de bricolaje, los creadores de sitios son una gran herramienta que ofrece dos opciones:

    • Creadores de sitios estándar: Herramienta todo en uno que le permite diseñar y editar el sitio tranquilamente por su cuenta. Suele tener una función del tipo "arrastrar y soltar" que permite colocar fácilmente varios elementos dentro de la página. A continuación, hay un portal en línea en el que puede conectarse para añadir contenidos manualmente. Funciona muy bien para blogs, sitios profesionales y tiendas online.
    • Sistema de gestión de contenidos (CMS): sólo mencionaré el más popular de todos, WordPress.org. Es como un creador de sitios, pero también te permite acceder al código fuente para editar la plantilla y los plugins tú mismo si lo necesitas. Al igual que con un creador de sitios, necesitarás acceder al sitio para añadir tu contenido desde el panel de control, que tiene este aspecto:

    Aunque hay cierto solapamiento entre ambos, la cuestión es que los creadores de sitios son más fáciles de usar, pero también más limitados. Los sistemas CMS pueden ser extremadamente potentes, pero también implican una pequeña curva de aprendizaje.

    Consejo de experto: Todo este sitio está dedicado a ayudarte a encontrar el mejor creador de sitios. Así que si te has decidido por esta vía, utiliza nuestro comparador de precios, lee nuestras reseñas en profundidad y mira nuestros vídeos para saber qué creador de sitios es el más adecuado para ti.

    Reflexiones finales sobre el coste de un sitio web

    Ya sabes que crear un sitio web es siempre mejor si lo dejas en manos de profesionales, pero siempre tendrás la opción tu mismo de crear el tuyo propio cuando quieras.

    Subir

    Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de todos los usuarios en la web. Política de Cookies